lunes, diciembre 28

En EEUU; Sube a 40 el número de muertos por tornados e inundiaciones.


Texas, EE.UU.— Al menos 11 personas murieron y decenas resultaron heridas debido a los fuertes tornados que azotaron el fin de semana la zona metropolitana de Dallas, en tanto que 13 personas fallecieron por las inundaciones en la región centro-norte de Estados Unidos.

Se trata de la más reciente sucesión de fenómenos climáticos severos registrados en el país, desde fuertes nevadas en New México, el oeste de Texas y el extremo noroeste de Oklahoma hasta inundaciones en partes de las planicies y el centro-norte del país.

El clima tempestuoso ha durado varios días y dejado un total de 42 personas muertas: las contabilizadas en Texas, cinco en Illinois, siete en Missouri y 19 en el sureste. Para el domingo estaban más claros los daños que causaron las tormentas el día anterior a lo largo de una franja de casi 64 kilómetros (40 millas) cerca de Dallas.

Las autoridades locales calcularon hasta 1.450 viviendas resultaron dañadas o destruidas en tormentas que según el Servicio Meteorológico Nacional produjeron nueve tornados.

Numerosos vehículos quedaron en muy mal estado, y se vinieron abajo tendidos eléctricos y árboles. Los aguaceros, el viento y el descenso de las temperaturas obstruyeron las labores de limpieza el domingo en la tarde.

“Esto representa un enorme impacto sobre nuestra comunidad y todos estamos sufriendo”, dijo Pedro Barineau, teniente de la policía de Garland, en referencia a ese suburbio ubicado a 32 kilómetros (20 millas) al noreste de Dallas, donde ocho personas perdieron la vida, 15 resultaron heridas y unas 600 estructuras resultaron dañadas, principalmente casas.

El servicio meteorológico dijo que un tornado EF-4, el segundo más poderoso de la clasificación con vientos de más de 320 kph (200 mph), azotó la comunidad el sábado alrededor de las 6:45 de la tarde.

El tornado pasó cerca del cruce entre la Interestatal 30 y la autopista George Bush, una importante vía en la región. Al menos tres personas fueron encontradas sin vida dentro de vehículos, dijo Barineau, que destacó que algunos coches al parecer fueron lanzados al exterior de la carretera interestatal, aunque se desconoce la forma exacta en que las víctimas murieron.

Natalie Guzmán, de 33 años, tomó fotografías de la casa de su familia en un vecindario en Garland. Una pared de la cochera se vino abajo al igual que el techo.

La única parte de la vivienda que al parecer se salvó fue la recámara principal, en la que su cuñado se refugió el sábado en la noche. Él era la única persona que estaba en la casa y le dijo que apenas tuvo tiempo para refugiarse con sus perros en el baño. “Fue peor de lo que imaginé”, declaró Guzmán al comparar el escenario con las fotos que su cuñado le había enviado el sábado.

La destrucción en Garland fue tan amplia que el juez Clay Jenkins, del condado Dallas, declaró a la ciudad en estado de desastre a los pocos minutos de que viera lo ocurrido. “Yo no declaró desastres locales así nada más”, afirmó Jenkins.

No hay comentarios:

Publicar un comentario