martes, octubre 28

Le cantan 300 años de cárcel a un dominicano en Massachusetts.

NUEVA YORK._ La condena de 300 años en la cárcel o tres cadenas perpetuas consecutivas, le fue confirmada a José Luis Tejada de 43 años de edad, un dominicano nativo de Tenares al Norte Central de la República Dominicana y que se desempeñaba como cocinero ocasional y trabajaba temporalmente en algunas bodegas de Salem en Massachusetts, por los asesinatos de su novia, la boricua Milka Rivera y sus dos hijos Max Ariel Montañez y Sachary Montañez de 19 y 16 años de edad respectivamente.

Tejada, fue declarado culpable por un jurado de la Corte Superior en Salem de los homicidios perpetrados por él en el 2011 y condenado en agosto de este año, recibió el rechazo de la corte para una revisión de la pena.


El juez Howard Whitehead, le impuso una cadena perpetua (100 años) por cada una de las víctimas, a las que mató Tejada, según su propia confesión, porque lo tenían "harto" de tanto hablar de él como si fuera un "Don nadie".


La novia de Tejada, de 39 años de edad, había emigrado desde Puerto Rico con sus hijos y trabajaba a tiempo completo en una clínica de Lawrence. Sus hijos estudiaban el Colegio Comunitario Hesser y en la escuela secundaria técnica, donde Max Ariel, sobresalió por ser un destacado jugador de fútbol americano.


"Esta era una familia que estaba floreciendo en la ciudad de Lawrence", dijo el fiscal Jean Curran, poco antes de que el magistrado condenara al dominicano de Tenares a las tres cadenas perpetuas.


Los asesinatos, los cometió el lunes 30 de mayo del 2011, fecha en la que se conmemoró el Día de Trabajo en Estados Unidos.


Tejada, admitió que asesinó a las dos mujeres y al hombre, al estilo ejecución, disparándoles en las cabezas hasta que no le quedaron balas.


"Cada una de estas víctimas, era una persona única, cuyas vidas fueron arrebatadas por usted", le dijo el juez a Tejada.


"Hemos visto en la televisión mucho recientes escenas de personas que están siendo obligadas a arrodillarse y se doblan", agregó el magistrado.


"Pero sus acciones, fueron más que bárbaras", expresó el juez. En la corte, estuvieron familiares de la puertorriqueña asesinada, como Lourdes Rivera quien dijo que ya no tiene alegría en la vida por los asesinatos.


Dijo que echa de menos a su hermana y está muy triste por su anciana madre. "No es fácil llevar a mi madre de 80 años a llorar cada día sobre la tumba de su hija y nietos."


Relató que los homicidios cometidos por Tejada contra su hermana y sobrinos, han destruido las vidas de la familia.


Explicó que la familia vio como muy larga, su espera por la justicia y el temor de que no se aplicara, pero agradeció la drástica sentencia del juez.


"La pérdida ha sido muy grande y tenemos una madre que se está consumiendo en lágrimas", manifestó la boricua. "Esperemos que el tiempo que tiene que pasar en la cárcel, lo ponga a pensar en lo que hizo y pida perdón", añadió.


El dominicano, permaneció impasible y en silencio y declinó la palabra, cuando el juez le preguntó si quería decir algo, respecto a los asesinatos o a la familia de las víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario