sábado, diciembre 27

Un dominicano se declara culpable de dispararles a dos policías y tener un arsenal de armas de fuego.

Dominicano

Un dominicano identificado como Antonio Olmeda de 54 años de edad, se declaró culpable ayer miércoles en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan, de dispararles a dos policías y poseer un arsenal con más de 20 armas de fuego. El ataque de Olmeda a los agentes, se produjo en el vecindario de Jackson Heights en Queens.

Olmeda, se enfrenta a una condena de entre 10 a 13 años en la cárcel. El arsenal que poseía, incluye ametralladoras y fusiles.

El convicto, mantenía las armas en su poder a pesar de que había sido condenado a 1 año en la prisión por un delito anterior.

Admitió ante la jueza Debra Freeman, que estaba consciente de que es ilegal tener armas de fuego, después que alguien se declarado culpable por algún delito.

Originalmente, Olmeda, fue acusado de posesión ilegal de un arma de fuego semiautomática, calibre 45 y un revólver calibre 38, cuando la policía lo detuvo en diciembre del 2011.

Ese arresto se produjo después que Olmeda, evadió a las autoridades durante dos semanas, pero fue capturado, luego de pruebas de ADN.

Posteriormente, los investigadores allanaron su casa, encontrando cinco pistolas, varios rifles y balas, que tenía en un escondite secreto.

Otras 15 armas le fueron decomisadas, entre las que había ametralladoras Norinco tipo AK-47, rifles AR-15 y numerosas pistolas.

También tenía mapas de sitios de la ciudad, entre los que figuraban cuarteles policiales, fotos del puente Brooklyn y placas falsas del Departamento de Policía de Nueva York.

No está claro si las autoridades determinaron si Olmeda, tenía la intención de protagonizar algún tiroteo masivo en algún lugar de la ciudad.

De no haber hecho el acuerdo con los fiscales federales, Olmeda, se enfrentaba hasta 60 años en la cárcel, por seis cargos y su abogado no solicitó libertad bajo palabra.

En 1995, Olmeda fue arrestado por posesión de un lanzallamas y con elementos para fabricar bombas molotov.

Se le detuvo nuevamente poco después de la asonada terrorista del 9-11 por llevar consigo balas y materiales para construir bombas.

Estuvo 18 meses en prisión, pero siempre negó que estuviera planeando un ataque, sino que es muy amigo de las armas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario