martes, abril 28

Policía de Baltimore asegura que hay 20 heridos, uno en condición crítica.

Decenas de agentes de la policía de Baltimore y patrulleros estatales vigilan un centro comercial que cerró debido a cuestiones de seguridad, para evitar más disturbios como el de la noche del lunes.
“El número inicial de policías custodiando las protestas mostró ser inicialmente insuficiente.”
La medida se tomó luego de que se esparcieron rumores vía internet de que estudiantes de secundaria se reunirían el martes en el Centro Comercial Security Square en Woodlawn, varios kilómetros al oeste del centro de la ciudad. La policía y miembros de los medios de comunicación superaban en número a una decena de curiosos espectadores.
La policía de Baltimore, anunció en un nuevo balance que el número de policías heridos tras los violentos disturbios de anoche, es de 20 y al menos uno de ellos se encuentra en condición crítica.
Envían policías de Nueva Jersey a Baltimore
Por su parte, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, Christie dijo el martes que un equipo de la policía estatal de Nueva Jersey ya se encontraba en el terreno y que está haciendo una evaluación de la situación.
También dijo que habrá un "despliegue completo" de la fuerza policial estatal más tarde en el día "para asegurar a que se llegue a una solución pacífica del conflicto para la ciudad y los habitantes de Baltimore".

La policía estatal está compuesta por cien policías, aproximadamente 50 más que se alistaron en la fuerza y civiles que viajarán desde el estado de Nueva Jersey a dicha ciudad. Christie dice que, en principio, van a estar en Baltimore durante 72 horas.
El jefe de la policía, Eric Kowalczyk, dijo que casi tres docenas de jóvenes y más de 200 adultos fueron detenidos después de que incendiaron automóviles y saquearon comercios. Cerca de 150 coches fueron quemados.
Mientras Kowalczyk estaba hablando, un grupo de manifestantes se reunieron en las calles sin hacer disturbios. Pero una persona sobrepasó los límites marcados por la Guardia Nacional y fue detenida. La policía usó gas pimienta para mantener a los manifestantes atrás cuando la situación no pudo controlarse pacíficamente.
Horas antes, durante una conferencia de prensa a propósito de la visita del primer ministro de Japón, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló que lo que sucedió anoche no fue una protesta sino un puñado de gente que se aprovecha de una situación. Dijo que los responsables serán tratados como criminales.
Obama señaló que 'no es una protesta' cuando un grupo roba y quema edificios, como ocurrió en Baltimore y dijo que 'no hay excusa' para la violencia desatada anoche en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario