lunes, diciembre 7

Familiares de los autores de la masacre en San Bernardino están "conmocionados" por el ataque.

Antes, el director asistente del FBI, David Bowdich, había informado en rueda de prensa que Farook y Malik se habían comunicado con individuos que ya estaban siendo investigados por las autoridades por sus posiciones islamistas radicales.

Y, en su comparecencia, Bowdich también destacó el nivel de planificación detrás de ataque.

El agente reconoció además que se estaba investigando un supuesto mensaje de Malik jurando lealtad al autodenominado Estado Islámico (EI).

Funcionarios no identificados dijeron a los diarios The New York Times y Los Angeles Times que la mujer, de 27 años, había publicado en una cuenta de Facebook bajo un seudónimo una declaración de apoyo al líder del grupo extremista, Abu Bakr al Baghdadi.

La mujer, de origen paquistaní, había estado viviendo los últimos años en Arabia Saudita. En ese país se casó con Farook, de 28 años.
Conmoción familiar

Los abogados que representan a las familias de los atacantes pidieron prudencia y no sacar conclusiones precipitadas en cuanto a establecer posibles conexiones terroristas.

David Chesley y Mohamed Abuershaid indicaron que "no hay evidencias" de que la pareja tuviera opiniones extremistas o fueran miembros de un grupo militante.

En unas declaraciones a la prensa indicaron que nadie en su familia sospechaba que pudieran cometer un hecho así y aseguraron que se encuentra "totalmente conmocionados".
"Huella digital"
El portavoz del FBI explicó este viernes que la policía encontró en las inmediaciones de las oficinas del centro de asistencia social de San Bernardino que fueron objeto del ataque dos teléfonos celulares que presuntamente pertenecían a los sospechosos y que estos habrían tratado de destruir. Image copyrightReuters ABCImage captionSegún las autoridades estadounidenses, hay indicios de que Syed Farook y Tafsheen Malik, la pareja sospechosa por el tiroteo de San Bernardino, se habían radicalizado.


Las autoridades estadounidenses informaron que están investigando el tiroteo que el pasado miércoles dejó 14 muertos y una veintena de heridos en la ciudad californiana de San Bernardino como "un acto de terrorismo".


James B. Comey, director del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés), dijo que habían indicios de que los presuntos responsables del ataque –Syed Farook y su pareja Tafsheen Malik– se habían radicalizado, así como de "una posible inspiración por parte de grupos terroristas extranjeros".


Pero el director del FBI especificó que, por el momento, no hay evidencia que sugiera que la pareja formaba parte de un grupo organizado más grande o de una célula.


"No hubo contactos entre ninguno de los asesinos y sujetos de nuestras investigaciones de tal importancia que hubiera puesto a estos asesinos bajo nuestro radar", aseguró Comey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario