jueves, diciembre 10

Los británicos reúnen 446 mil firmas contra Donald Trump “por su discurso de odio”



Una foto de septiembre del precandidato republicano Donald Trump en una visita a Oklahoma City.
LONDRES. Una petición dirigida al Parlamento británico para que el Reino Unido vete la entrada al precandidato a la presidencia de EEUU Donald Trump por su “discurso del odio” alcanzó hoy cerca de medio millón de adhesiones.

Se trata de la petición que más apoyos ha recibido desde que el Parlamento estableció en julio un sistema para que los ciudadanos trasladen sus propuestas a los diputados a través de internet.

La campaña que inició el martes la activista escocesa Suzanne Kelly sumaba esta tarde más de 460.000 firmas, por delante de las 446.482 que llegó a reunir en septiembre una petición para que el Reino Unido acoja a más refugiados que huyen de los conflictos en Oriente Medio, el récord hasta ahora.

“El Reino Unido ha impedido la entrada a muchos individuos en base a su discurso del odio. El mismo criterio y principios deben aplicarse a cualquiera que quiera entrar al país”, argumenta una petición que sumó durante la jornada cerca de 10.000 adhesiones cada hora.

El Gobierno británico se ha comprometido a “dar respuesta” a todas aquellas campañas que superen las 10.000 firmas y a “considerar para el debate” en la Cámara de los Comunes aquellas que sobrepasen las 100.000.

El precandidato republicano a la Casa Blanca dijo hoy en Twitter que el Reino Unido está “tratando de ocultar su enorme problema con los musulmanes”, una afirmación con la que el primer ministro, el conservador David Cameron, “no está de acuerdo”, según uno de sus portavoces.

Trump, que posee dos campos de golf en Escocia, afirmó al diario regional escocés “Press and Journal” que “los políticos británicos” deberían darle “las gracias en lugar de espolear la corrección política”.

“He hecho mucho por Escocia. He construido el Trump International Golf Links, que ha recibido los más altos reconocimientos y que es, según muchos piensan, uno de los mejores campos de golf del mundo”, dijo el magnate, de madre escocesa.

El ministro británico de Economía, George Osborne, criticó ayer la propuesta de Trump de impedir la entrada a EEUU a los musulmanes, pero descartó que el Gobierno vaya a negarle la entrada al país y señaló que “el mejor modo de lidiar con un sinsentido como ése es a través de un debate robusto y democrático”. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario