miércoles, enero 6

Misterio: FBI investiga dónde estuvieron los atacantes de San Bernardino durante los 18 minutos después de la masacre.


San Bernardino

La investigación federal sobre la masacre de San Bernardino ahora está centrada en una porción crucial de tiempo perdido: ¿Qué hicieron los tiradores durante un período de 18 minutos después del ataque del mes pasado?

David Bowdich, director asistente a cargo de la oficina de Los Angeles del FBI, dijo el martes que los agentes han reconstruido los movimientos realizados por la pareja durante la mayor parte del 2 de diciembre, pero hizo un llamamiento público pidiendo a cualquier persona con video o información sobre el paradero de los tiradores de las 12:59 a la 1:17 p.m. 

Las autoridades quieren saber si Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, podrían haberse detenido en algún negocio, haber dejado algo o haber hecho contacto con alguien durante ese tiempo perdido.

Bowdich dijo que los investigadores han sido capaces de demostrar que la pareja condujo de un lado al otro dentro de un área grande en forma de L después de la balacera, deteniéndose en un estacionamiento cerca del Centro Regional Inland, en donde ocurrió el tiroteo, y en un lago cercano.


Una inspección del lago no dio ningún dato relevante para la investigación, dijo.

Bowdich dijo que los agentes no habían sido capaces de determinar por qué la pareja condujo de un lado a otro después del ataque, pero esperan que el descubrir sus acciones de los 18 minutos faltantes ayude.

“Mucho zig-zag y yendo y viniendo por la autopista”, dijo de Farook y Malik. “Todavía no hay sentido o razón para esto que podamos encontrar”.

La pareja fue responsable de la muerte de 14 personas que se encontraban en una celebración, en lo que las autoridades están llamando el ataque terrorista más mortífero ocurrido en suelo estadounidense desde el 9/11. Horas después, fueron asesinados en un tiroteo con la policía.

El FBI ha dicho que la pareja estaba radicalizada “desde hace bastante tiempo” y parecía tener inclinaciones hacia el Islam radical.

Bowdich dijo que la investigación no había descubierto ninguna evidencia de que el ataque fue organizado desde el extranjero.

“Esto parece ser un acto terrorista inspirado”, les dijo a los reporteros en una conferencia de prensa.

Las autoridades han dicho que parece que la pareja planificó el ataque desde hace por lo menos unos cuantos meses, acumulando armas, municiones y explosivos.

Las autoridades alegan que cuatro años antes de la masacre de San Bernardino, Farook y su amigo Enrique Márquez Jr. tramaron otro complot terrorista.

El dúo presuntamente conspiró para detonar bombas de tubería en la cafetería de Riverside City College, disparándoles a las personas mientras huían y abriendo fuego contra los conductores durante la hora pico en la Autopista 91.

Esos supuestos complots nunca fueron realizados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario