martes, febrero 17

Anthony Bosch condenado a cuatro años de cárcel suministraba esteroides anabólicos a peloteros de las Grandes Ligas.



El dueño de la clínica de rejuvenecimiento Biogenesis of America, Anthony Bosch, acusado de proveer esteroides anabólicos a un sinúmero de peloteros de las Grandes Ligas, fue sentenciado hoy a cumplir cuatro años en una prisión federal, más otros tres bajo libertad supervisada, según reportan varios medios estadounidenses incluyendo a la Prensa Asociada y la cadena ESPN.

El propietario de la clínica que tenía sede en Coral Gables, Florida, se había declarado culpable de la acusación de conspirar para distribuir testosterona a peloteros. 

Entre sus clientes estaba la desprestigiada estrella de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, quien estuvo suspendido del béisbol durante toda la campaña 2014.

Bosch enfrentaba el potencial de una sentencia máxima de 10 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario